CONTOURING, LUZ Y SOMBRA CON MASTER SCULPT


El contouring es una técnica de maquillaje que combina los tonos oscuros y claros para estilizar nuestras facciones. Con el contouring buscamos qué zonas resaltar y cuáles disimular para afinar nuestro rostro, nunca antes fue más fácil corregir esas pequeñitas imperfecciones. El contouring es tendencia en belleza y no hay celebrity que no la lleve a cabo!

Esta técnica lleva usándose años, pero había que utilizar varios tipos de bases de maquillaje y diferentes tonalidades para conseguir el resultado adecuado… era un engorro! Hoy en día, podemos conseguir el mismo efecto con un solo producto, Master Sculpt de Maybelline, nuestro aliado para ponerlo en práctica. Gracias a su brocha de doble uso podrás definir los contornos a la vez que difuminas y mezclas. Es la sensación del verano!

EL PASO A PASO LA TÉCNICA DEL CONTOURING

¡Sorpréndete con los resultados!

1.  Comienza hidratando tu rostro. Usa tu crema habitual, una BB Cream o una ligera crema con color. Empieza unificando el tono de tu rostro.

2. A continuación elige los polvos Master Sculpt para realizar la técnica del contouring. Lo ideal para realizar correctamente la técnica es que el tono seleccionado sea mate y el color no quede muy anaranjado en la piel.

3. Con una brocha grande, aplica el tono más oscuro del producto justo debajo de los pómulos hacia la sien, en la mandíbula, en la parte alta de la frente y en los laterales del rostro a la altura de las orejas. Luego, utiliza una brocha más fina para remarcar los laterales de la nariz y el párpado móvil.

4. Después, con ayuda de tus dedos, aplica un iluminador en el tabique de la nariz hasta la frente, encima de las cejas, en el párpado fijo, en la zona superior de los pómulos y en las comisuras de tus labios.

5. Difumina ambos productos (por separado), de tal forma que se fundan y se vean todo en uno.

6. Luego, aplica unos polvos traslúcidos para fijar el resultado y que dure más tiempo intacto.

7. Para finalizar, aplica un toque de blush para marcar ligeramente tus mejillas. ¡Lista!

CONTOURING PARA ROSTRO REDONDO:

Parece difícil de creer, pero el contouring consigue cambiar completamente la forma de tu rostro. Si ves la forma de tu rostro demasiado redondeada y quieren afinarla, ¡este es tu momento! Te contamos con unos sencillos pasos cómo mostrar una cara delgada gracias al efecto mágico del contorneo. ¡Sigue nuestros consejos! Conseguirás un resultado espectacular con 2 tonos y 2 pasos fundamentales:

Comienza aplicando el tono más oscuro en la sien, la parte superior de los pómulos y en los laterales de la mandíbula. Luego, marca de una forma más sutil, las aletas de la nariz.

Después, aplica el tono más claro para iluminar tu rostro. Aplícalo en la frente, en la zona T, encima de las cejas, en el párpado fijo, en la zona superior de los pómulos y en las comisuras de tus labios. El resultado que mostrarás es un rostro lleno de líneas blancas y negras muy visibles.

¿La clave para que la técnica salga perfecta? La clave es difuminar, así que asegúrate de usar bien las brochas y pinceles, para que el resultado sea completamente natural.

¿Qué te parece el resultado? La forma de tu rostro cambia como por arte de magia y tus facciones se vuelven finas y marcadas. Ahora solo tendrás que aplicar tu maquillaje habitual y lucirás radiante en cualquier momento del día. Este verano, ¡la operación bikini se nota en tu rostro!

CONTOURING PARA ROSTRO CUADRADO:

Contouring para rostro cuadrado
Contouring para rostro cuadrado

El objetivo es suavizar los contornos. Para ello esculpimos a ambos lados de la frente hacia las sientes e iluminamos el centro de esta para llevar la atención al centro del rostro. Seguidamente aplicamos un toque de polvo oscuro sobre el hueso de la mandíbula para hacerla más ovalada e iluminamos en la parte alta del pómulo para que se vea más prominente que la mandíbula.

CONTOURING PARA ROSTRO ALARGADO:

Contouring rostro alargado
Contouring rostro alargado

Para acortar ópticamente el rostro daremos un brochazo de polvo oscuro en el nacimiento del pelo y la mitad inferior de la barbilla. A continuación, marcaremos el pómulo en horizontal de mitad de la mejilla hacia las orejas para crear el efecto de «dividir el rostro en dos». Fomentaremos el efecto, iluminando el entrecejo y la parte alta del hueso del pómulo en paralelo a la línea horizontal que hemos creado contorneando.

CONTOURING PARA AFINAR CUELLO:

 

1. Es tan fácil como aplicar el tono oscuro de Master Sculpt bajo la línea de la mandíbula difuminando hacia el cuello.

2. A continuación, ilumina con el polvo claro sobre mandíbula en dirección a la barbilla y difumina los contornos para un acabado perfecto.

CONTOURING PARA AFINAR NARIZ:

 

Afina tu nariz y corrige pequeñas desviaciones
Afina tu nariz y corrige pequeñas desviaciones

1. Primero utiliza el tono oscuro de Master Sculpt a ambos lados de la nariz, desde el nacimiento de la ceja hasta las aletas.

2. Después el polvo claro en toda la línea central.

3. A continuación, difumina los contornos para un resultado natural.

Y para completar toda esta información teórica, os dejamos este tutorial práctico que os será de gran ayuda:

A partir de ahora la palabra contouring ya no debe sonarte a chino, así que a arrasar con esta técnica que Kim Kardashian ha hecho tan popular. Tan sólo un consejo: ten mucho cuidado con no sobrecargar, ya que puedes conseguir un efecto teatral muy antinatural y parecerás una muñeca. Los grandes expertos en maquillaje y Aromas recomiendan el uso del contouring con moderación! 😉

Deja un comentario